MEMORIA RADIO, la voz del Ecunhi.
En el pasado están guardados todos los secretos del presente y el futuro.
Argentina 28 de Marzo

"Tocar fondo", análisis de la APDH

NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

Por APDH

Marco legal
En noviembre del 2019 se cumplieron 30 años de la sanción de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN). Argentina, ratificada por ley del Congreso Nacional en el año 1990 y posteriormente, incorporada, en el año 1994, a la Constitución Nacional. A partir de allí se sancionaron leyes locales, que responden a los paradigmas emanados de la Convención. Una de las primeras normas en sancionarse fue la Ley 114, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el año 1998. Posteriormente en el año 2005, se sancionó la Ley Nacional Nº 26.061, de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. A partir de la Convención y las leyes mencionadas, se implementaron políticas públicas universales e integrales para el normal desarrollo de la niñez y la adolescencia.
Como Asamblea Permanente por los Derechos Humanos repudiamos que en el Gobierno de Mauricio Macri se haya producido un retroceso tan importante en la implementación de esas políticas, que ha generado que alrededor del 51% de niñas y niños se encuentren en estado de pobreza, o sea de extrema vulnerabilidad social.

Formas de violencia sobre niños, niñas y jóvenes
En la Ciudad de Buenos Aires creció el número de personas en situación de calle; según estadísticas oficiales, había 866 en 2016; en 2017 ese número aumentó a 1.066, y en septiembre de 2019 alcanzaba a 1.091. Sin embargo, según un censo alternativo elaborado en forma conjunta por el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad, la Auditoría General porteña, la Defensoría del Pueblo y más de 50 organizaciones sociales, políticas y barriales, en 2017 había 4.394 personas que vivían en las calles porteñas, número que ascendía a 5.872 si se sumaba a quienes utilizan la red de alojamiento transitorio nocturno1. La dimensión de esta problemática pone de relieve un visible y significativo número de chicos y chicas que viven en las calles de la Ciudad –alrededor de 900 chicos con sus familias-, y también solos o en grupos de pares, muchos de los cuales se encuentran expuestos al consumo de sustancias adictivas, tales como el paco, que les produce de por sí y en muy poco tiempo, un deterioro alarmante de su salud.
Asimismo a ello se suma que la puesta en marcha de la Policía de la Ciudad, junto con el cambio del manejo político de la Gendarmería y la Prefectura en diciembre de 2015, redundó en un fuerte aumento de la violencia institucional en contra de niños, niñas y adolescentes, en especial en la zona sur de la Ciudad. Algunos casos emblemáticos de muertes de jóvenes y adolescentes a manos de las fuerzas de seguridad constituyen la expresión más grave de ese cambio, que va acompañado de situaciones permanentes y cotidianas de detenciones arbitrarias, hostigamientos, malos tratos y vejámenes a los pibes del territorio de la Ciudad2. El control más “duro” de la vía pública, se expresa en esas aprehensiones, la exigencia de portar documentos (Fallo “Vera”) y el intento de complejizar en línea a esta lógica, el Código Contravencional.
Por su parte, siguiendo con una política de criminalización de los y las adolescentes, en febrero de 2019 el Gobierno Nacional envió al Congreso, un Proyecto de Ley Penal Juvenil, planteando bajar la edad de punibilidad, de 16 a 15 años de edad, aumentando la pena por la comisión de delitos, razón por la cual un niño o niña de 15 años, podría llegar a tener una pena máxima de 15 años de prisión. Proyecto que contradecía lo recomendado por el Comité de los Derechos del Niño, quienes en las Observaciones Finales sobre Argentina, con fecha 1 de junio de 2018, habían dicho que se adoptase una ley general sobre justicia de menores compatible con la Convención y las normas internacionales sobre justicia de menores, en particular en lo que respecta a garantizar que la detención se utilice como último recurso y durante el período más breve posible, que no incluya disposiciones que aumenten la pena o reduzcan la edad de responsabilidad penal. O sea, el Poder Ejecutivo intentó sacar una ley, contraria a la Convención y demás instrumentos internacionales.

Pobreza
Según el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, de junio de 2019, la situación de indigencia en la que se encuentra gran parte de la población afecta con mayor intensidad a los niños y adolescentes. Mientras a nivel general, la tasa de indigencia alcanzaba al 8,9 % de la población en el tercer trimestre de 2019, en el grupo de niños y adolescentes de 0 a 17años, dicha tasa ascendió al 14,8%.
Siguiendo esta misma fuente, el 50,6% de los niños y adolescentes del país están afectados por la contaminación ambiental. Es decir, que la mitad de esta población vive en hogares que están cerca de fábricas, basurales, plagas o quemas de basura, situación que representa alto riesgo para la salud y el desarrollo. El dato se desprende del informe “Derecho a un hábitat digno en la infancia”. De los niños afectados, el 10,4% viven cerca de fábrica contaminante; el 28,2% cerca de un basural; el 27,5% junto a una quema de basura y el 35,5% tiene problemas de plaga en su barrio. Un dato que subraya el informe es que el 61% de los nenes que viven en un ambiente contaminado pertenecen a los estratos más pobres; mientras que sólo el 17,9% de los chicos de estrato medio profesional sufre esta problemática. Es interesante destacar que la Ley 26.061, de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en su Art. 21 establece que
Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, así como a la preservación y disfrute del paisaje.

Indudablemente el Gobierno de Mauricio Macri ha estado en mora en cuanto a la garantía de este derecho.

Ciudad de Buenos Aires: mezquindad de políticas públicas
Respecto de las políticas públicas básicas, universales e integrales, como ser la garantía del derecho a la educación, un tema altamente preocupante se planteó por la falta de vacantes en el sistema educativo de la Ciudad que los organismos oficiales identifican en más de 10.0003. En ello influye el cambio de sistema de ingreso a la educación inicial, dado que por razones de inversión no se han creado nuevas escuelas que abran geográficamente la justa posibilidad de obtención de las vacantes necesarias ajustadas al centro de vida de los niños y niñas. Preocupa, igualmente la deficitaria infraestructura escolar y la baja de la calidad y cantidad de alimentos provistos a los comedores del sistema escolar y/o barrial. Debe agregarse la falta de voluntad política para la implementación de las leyes nacionales y local de Educación Sexual Integral, dado que la misma se cumple de manera parcial.
Año tras año el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del GCBA ha reducido el presupuesto destinado a los programas de promoción de derechos, de inclusión y fortalecimiento socio-familiar y comunitario, de recreación y cultura, y de formación para el trabajo en el caso de los/as adolescentes más grandes. Esto implica, en muchos casos, diseños de políticas que, a pesar de encontrarse enmarcadas en una perspectiva de derechos, aparecen vaciadas de recursos y dejan a las/os trabajadoras/ es con escasas herramientas para construir respuestas reales y efectivas y, sin dudas, en situación de indefensión comunitaria a muchos y muchas de las familias que residen en nuestra ciudad.
Respecto de la salud, los consumos problemáticos de drogas son otra de las cuestiones que nos preocupan, tanto en adultos como en adolescentes, pues siguen sin encontrar respuestas en la Ciudad, que tiene solo un centro de atención propio y uno tercerizado y algunos centros comunitarios de atención terapéutica que sólo alcanzan a dar respuestas paliativas a la situación. Así, la ausencia de políticas socio sanitarias impiden a pibes y pibas, en especial de los barrios más pobres, ejercer plenamente el derecho a la salud. Otro tema preocupante es que niños, niñas y adolescentes privados de cuidados parentales resultan doblemente victimizados. Al sufrimiento que les acarrea las situaciones de abandono o maltrato que los obligan a permanecer en cuidados alternativos a los de su familia, padecen además la insuficiencia de plazas adecuadas, situaciones de hacinamiento o el escaso apoyo que los hogares reciben del gobierno local. Se violenta reiteradamente el principio del “centro de vida” con traslados distantes, debido a que continúa sin resolverse seriamente el problema de la regulación y habilitación de las instituciones no gubernamentales, que se dedican a la Atención Directa de sus cuidados alternativos como última ratio.
Asimismo, a pesar de registrarse graves denuncias sobre captación de adolescentes para las redes de trata con fines de explotación sexual en las zonas del Bajo Flores, Constitución y Retiro, no se han esclarecido ni se han tomado medidas para su investigación y prevención por parte de las autoridades en la materia. Ha sido la comunidad a través de sus organizaciones quienes generaron espacios de redes e incluso de acompañamiento a las chicas en las salidas de las escuelas con corredores y micros comunitarios.
Sigue sin resolverse en la Ciudad el acceso de niños y niñas judicializados al patrocinio letrado (“abogado del niño”) en las condiciones determinadas por la Ley nº 26.061 y el Código Civil y Comercial de la República Argentina, que rige desde el año 2015.
Las/los trabajadoras/es de las áreas del Estado de la Ciudad que se desempeñan en la atención de niños, niñas y adolescentes y sus familias -promoción y protección de derechos, salud, educación, promoción social, entre otras- realizan sus tareas en condiciones poco o nada adecuadas: precarización laboral, falta de reconocimiento y jerarquización de la tarea, falta de recursos básicos para el trabajo y la atención, espacios de atención insalubres o inaccesibles, falta de instancias de formación y supervisión adecuadas y, claro está, los magros salarios percibidos, nunca ajustados a la real dimensión e impacto de los índices inflacionarios4, generan una alta rotación de personal capacitado que busca otras alternativas de superación profesional y mejores condiciones laborales. Por otra parte, las organizaciones que los representan no son escuchadas en su decidida voluntad de participar en el diseño e implementación de políticas que contemplen las necesidades insatisfechas de la infancia y la adolescencia.
Del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes no sólo dependen las Defensorías Zonales. De acuerdo con la Ley 114, el Consejo es el organismo de rectoría y coordinación del Sistema de Protección y Promoción de Derechos. Sin embargo, el Consejo año tras año viene siendo postergado presupuestariamente, alejándose cada vez más de la función que le otorga la normativa, perdiendo su lugar central en la defensa, protección y promoción de derechos. A ello se suma la transferencia, administración y gestión de los dispositivos del Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, lo que desvirtúa aún más la esencia y finalidad principal del organismo por la tarea, ya que ocupa casi la mitad de su presupuesto. Basta señalar que a este organismo, máxima autoridad local en materia del sistema de protección integral, sólo se destina el 0.3% del presupuesto de la CABA y, descontando el presupuesto que se llevan los dispositivos penales recientemente transferidos, lo destinado a los programas de promoción y protección de derechos sólo constituye un 0.17% del presupuesto de la Ciudad5.
Esto redunda en que, pese a que la Red de Defensorías se fue ampliando con el correr de los años ya que hoy existen 21, las demandas desbordan con mucho la labor de esos organismos. Las defensorías carecen de personal profesional y administrativo, recursos materiales, insumos, infraestructura y presupuesto necesarios, lo que dificulta seriamente el trabajo con las niñas, niños, adolescentes y sus familias para la protección y resguardo de sus derechos. Así un espacio vital como éste no resulta ser la referencia territorial de protección de derechos que los chicos y chicas de los distintos barrios de la Ciudad merecen y necesitan.
Las políticas sanitarias, educativas o de seguridad, entre otras, que se destinan a la infancia y la adolescencia carecen de una ajustada coordinación con enfoque de derechos, a pesar de la centralización de muchos de sus equipos en un solo edificio, pero con la dispersión del accionar de la Comunas y las Defensorías que allí conviven. El Plenario del Consejo -en el que hay representantes de la oposición, de trabajadores y de organizaciones de la sociedad civil- suele marcar muchos de los déficits que aquí señalamos, logrando incluso claros pronunciamientos en defensa de los derechos de chicos y chicas, sin que por ello se logren revertir desde el gobierno porteño y sus áreas específicas las respuestas adecuadas a esas demandas, en los plazos de razonabilidad y buenas prácticas sociales que en verdad ameritan6.
La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos lamenta que la gestión del Gobierno de Mauricio Macri haya sido incapaz de garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes, tanto en la Ciudad de Buenos Aires, como en el resto del país.

--------
Referencias
1 Datos publicados en La Nación 23/06/2018, y en Chequeado 6/07/2018 entre otros portales de noticias.
2 Véase Apartado Violencia de Instituciones Estatales en este mismo Informe.
3 Ver datos de “Seguimiento del dispositivo de tramitación de vacantes escolares”, Informe de la Defensoría del Pueblo – CABA. Y del “Plan transversal para la elaboración del presupuesto 2019” confeccionado por el Plenario del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de CABA, 2018.
4 Véase Apartado Pobreza en este mismo Informe.
5 Fuente: Proyecto de Presupuesto Legislativo 2019.
6 Pueden conocerse estas observaciones en las Recomendaciones del Plenario del CDNNyA: http://www. buenosaires.gob.ar/cdnnya/plenario. Documento de Apiaba.

Otros capítulos de "Tocar fondo", análisis de la APDH
EL TERCER SAQUEO NEOLIBERAL
DERECHOS HUMANOS
JUSTICIA
SALUD
EDUCACION, CIENCIA Y CULTURA
TRABAJO

+ Noticias

24 de marzo en Tecnópolis
VICENTE LOPEZ PLANTO MEMORIA
Por Redacción VPL

El Ministerio de Cultura nos abrió las puertas de Tecnópolis, para plantar memoria en el espacio donde será reconstruida la Plaza de la Memoria, que destruyó Cambiemos. Participaron representantes...

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 27/03/2021
WALTER CORREA, Diputado nacional Diputados trata la reforma al Impuesto a las Ganancias El diputado por el Frente de Todos Walter Correa, adelantó el...

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 26/03/2021
ALBERTO FERNANDEZ, Mercosur “No es un tiempo de individualidades, es un tiempo de unidad” Alberto Fernández, mantuvo una reunión virtual con sus...

Campana en la 750
LA DESAPARICION DE LARRETA
Por La mañana AM750

A raíz de las declaraciones de Horacio Rodríguez Larreta, sobre el secuestro de su padre en 1978, Gustavo Campana aclaró detalles de esa historia y el circunstancial contacto empresarial de Larreta...

Gabriel Mariotto
EL FUTURO DEL FRENTE
Por Revista Mugica

Compartimos un extracto de la entrevista de Gabriel Mariotto con Daniel Tognetti en “Siempre es Hoy” por Somos Radio.

Charlas, cine, teatro, humor y música
LA CULTURA SE MILITA
24 de marzo
EL AIRE DE NACIONAL
Por Radio Nacional

Gustavo Campana es periodista, escritor, historiador, archivista sonoro y subdirector de Radio Nacional. Hoy dialogó con Juntos.com sobre sus vivencias, experiencias y recuerdos de la última dictadura...

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 25/03/2021
Martín Guzmán, ministro de Economía Aseguró que se avanza en la negociación con el FMI El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que la...

A 44 años de su asesinato y desaparición
RODOLFO WALSH
Por Radio Nacional

Es uno de los más de treinta mil desaparecidos durante la dictadura cívico militar que se extendió entre 1976 y 1983. Periodista, escritor, dramaturgo, traductor, militante había nacido el 9 de enero de...

Canal de Magdalena
PELEA POR LA SOBERANIA
Por Fipca La Sanmartiniana

Resumen audiovisual de la jornada del 18 de marzo 2021 donde reclamamos la Soberanía Argentina sobre el Canal Magdalena. Declaraciones de Jorge Taiana, Roberto Baradel, Cachorro Godoy, Alejandra...

Desarrollado por Sandra Alfonso