MEMORIA RADIO, la voz del Ecunhi.
En el pasado están guardados todos los secretos del presente y el futuro.
Vicente López 10 de Febrero

Historias que nos pertenecen

DESAPARECIDOS DEL VICENTE LOPEZ

Por Revista Memoria

BALDOSAS
Están muy viejos mis compañeros del Nacional Vicente López. No sé qué les pasó. Las hermosas jóvenes de ayer, esas que yo miraba con precisión de anatomista, son hoy señoras honorables pero cansadas. Los estudiantes que jugaban y reían en los recreos andan ahora con bastón o se sientan porque no pueden más. De todo eso me di cuenta en un acto que tuvo lugar hace tiempo en la puerta de la escuela para recordar a quince ex alumnos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. Los quince no están viejos. Son y serán jóvenes por siempre. Como parte del acto se inauguraron baldosas que recuerdan los nombres de los chicos y chicas asesinados. Observé que en la lista faltaba al menos un nombre que debió haber estado. Es el de Valeria Beláustegui, con la cual tuve en su momento fuertes discusiones políticas sin dejar por ello de admirarla en silencio. Valeria tenía una mirada equivalente a diez mil soles y una convicción que rajaba el aire. Otro de los secuestrados por el delito de sentir la vida fue José Flores. En algún sentido soy culpable de su muerte dado que yo lo entusiasmé para que se sumara a las filas de una revolución finalmente frustrada. Hablé con René, su hermano, y evocamos juntos el sombrío episodio. El caso que más me duele es el de Leonora Zimermann y no sabría decir por qué. Mi amigo Román se había enamorado de ella peligrosamente. Leonora era un hada o algo demasiado parecido a un hada. Fina como un junco dibujaba divinamente. Era delicada, secreta y tenía un peinado afro de esos que enloquecen a cualquiera. También a mí. Pero no era solo el peinado. Ella era poeta sin saberlo. Y soñaba como tantos con un mundo donde no se digan tonterías como éstas. Leonora. Diecisiete años. Dibujaba manos. Escribía cosas en papeles o en hojas de tréboles. La noche de la tragedia fue a su casa para no preocupar a los padres. Se la llevaron a ella y también a su hermana María el 23 de octubre de 1976. Los militares le dijeron a la familia que apenas las retendrían unas pocas horas en una comisaría cercana. No fue así. Mejor vuelvo al principio. Están muy viejos mis compañeros del Vicente López. Algunos usan bastón. Otros se sientan porque no dan más. Solamente Leonora y los demás desaparecidos de mi colegio siguen siendo tan jóvenes como siempre lo fueron. Y con ellos hablo y seguiré hablando en todas las tardes y días y noches que me quedan de vida.

Luis Gruss, ex alumno

Leer Revista completa

+ Noticias

Ocaña-Bonadio
EL PLAN QUNITA VENCIO AL LAWFARE
Por Gustavo Campana

Primero la denuncia de Graciela Ocaña y después la amenaza del fuego inquisidor de Claudio Bonadio. Llovieron las mentiras en las tapas del poder real para apuntalar la lapidación y rogarle al juez una hoguera...

La importancia de derogar el decreto 949/2020
CANAL MAGDALENA
Por Redacción VPL

"Este es un tema estructural, nuestro país es un país muy rico pero es un país saqueado, donde las riquezas se las llevan. No controlamos la Cuenca del Plata. Las grandes cerealeras manejan el comercio...

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 9/02/2021
ALBERTO FERNANDEZ, visita a Tucumán. “Hay que producir más y cuidar el bolsillo de la gente”. El presidente destacó los esfuerzos de su gestión para...

Desarrollado por Sandra Alfonso