MEMORIA RADIO, la voz del Ecunhi.
En el pasado están guardados todos los secretos del presente y el futuro.
Economía 8 de Noviembre

“Culpables” (2019), Gustavo Campana

DURMIENDO CON EL ENEMIGO

Por Gustavo Campana
Auditoría en tiempo real del préstamo que el macrismo le pidió al FMI como última tabla de salvación y que se transformó en el préstamo más importante de su historia. Dólares que fueron concedidos rompiendo su propia carta orgánica por pedido del gobierno de Trump y que alimentaron la fuga de capitales.

Miércoles 29 de agosto de 2018. El mensaje duró exactamente, 1 minuto 42 segundos. El texto más corto de la historia económica argentina, comenzó a consolidar la dependencia política de dos o tres generaciones. La Biblia del macrismo, bautizó al nuevo “abrazo del oso”, como un “financiamiento preventivo”.
Después de destruirlo todo en tiempo récord, Cambiemos entendió que la única salida era el Fondo Monetario Internacional. Un Macri en pleno jaque mate, anunció desde Olivos que el FMI giraría 29.000 millones de dólares hasta 2019; partidas que estaban previstas originalmente para 2020 y 2021.
El Presidente afirmó que con esos verdes en el bolsillo, buscaba “fortalecer la confianza y retomar el sendero de crecimiento lo antes posible”. En realidad, el monto total tenía como destino las cuentas de los bonistas y esos dólares solo estaban proyectados, para no caer en un default previsible.
“Sé que estas situaciones tormentosas generan angustia y preocupación en todos ustedes. Pero sepan que estoy tomando todas las decisiones necesarias para cuidarlos. Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para salir adelante. Estoy convencido, más que nunca, que juntos vamos a poder superar nuestras dificultades, cambiando de verdad, de raíz, y entendiendo que no hay atajos mágicos”, concluyó el primer mandatario.

El 3 de enero de 2006, Néstor Kirchner canceló en un solo pago la deuda que la Argentina mantenía con el Fondo Monetario Internacional por más de 9.800 millones de dólares. Créditos pedidos de Videla a Duhalde.
Las divisas giradas desde las Reservas del Banco Central permitieron un ahorro de 842 millones de dólares en intereses y terminar con las condiciones que imponía la entidad financiera en la economía interna.

Cuatro meses después del histórico anuncio de Macri, el Fondo aprobó otro desembolso de 7.600 millones de dólares, en un nuevo capítulo de los subsidios para no caer en cesación de pagos. Muerta la economía real, el mayor proceso de endeudamiento en dólares de la historia, confirmaba una vez más que solo era posible sobrevivir con respirador artificial.
Ambito Financiero dijo en tapa el 20 de diciembre, que el “FMI liberó a Macri de reformas previsional y laboral para 2019”. Por lo tanto, Lagarde autorizaba hasta nuevo aviso al gobierno“independiente”, a destruir el sistema de reparto y pulverizar los derechos laborales. Paralelamente, el FMI le exigió al Gobierno que no aumentara los salarios y profundizara el ajuste.
“Será importante resistir las presiones en el sentido de mantener los subsidios a la energía y aumentar los salarios”, advierte el documento previendo que en un año electoral será difícil mantener a los gremios conformes, más aún si se tiene en cuenta que este año la pérdida del poder adquisitivo superó el 10% en promedio.
Según el memorando, “Argentina cumplió con todos los criterios de desempeño de esta etapa” y en sus primeros enunciados se explica que “la recesión que afecta actualmente a Argentina” es producto del “impacto de la grave sequía… así como el endurecimiento de las condiciones financieras externas”.

EL DOLAR MODIFICO EL GABINETE: En septiembre de 2018 no encontraron la forma de frenar al verde (42 pesos) y buscaron oxigenar al muy cansado “mejor equipo de los últimos 50 años”, con muchos cambios en el elenco ministerial.
Sin Quintana ni Lopetegui, la mayoría de las modificaciones estuvieron ligadas a responsabilidades ministeriales: Educación sumó Cultura y Ciencia-Tecnología; la Jefatura de Gabinete absorbió los Medios Públicos y las carteras de Ambiente y Turismo fueron convertidos en secretarías y pasaron a depender directamente del Presidente. El ex ministro de Modernización, Andrés Ibarra, se convirtió en el nuevo vicejefe de Gabinete. Economía se quedó con Energía y a cargo del área quedó Javier Iguacel. Producción, absorbió Trabajo y Agroindustria y el ministerio de Desarrollo Social incorporó Salud.
Victoria del dólar contra un grupo que lo había utilizado como bandera electoral, a través del fuego amigo generado por el capital local.

LAGARDE A CARGO DE LA ROSADA: A mediados de noviembre de 2018, después de 13 horas de debate y con la ayuda del bloque que lidera Miguel Angel Pichetto; el FMI logró aprobar el Presupuesto del ajuste. Con 45 votos a favor y 24 en contra, la Cámara alta consolidó el achique que antes había autorizado Diputados, sobre áreas tan sensibles como Salud, Educación y Ciencia. Objetivo cumplido: pagar en tiempo y forma los vencimientos de la deuda externa de 2019.
Los márgenes teóricos del presupuesto, fueron absolutamente ficcionales: recorte de 400 billones de pesos, inflación 2019 del 23%, dólar a 40,10 pesos, caída de la actividad económica del 0,5%, descenso del 1,6% en el consumo privado y muerte de la inversión del 9,7%.

"No se sale de la recesión aumentando el gasto público", dijo Cristina Fernández de Kirchner en el recinto. Agregó que "la recesión se va a profundizar", que "es necesario tomar políticas públicas activas" y sentenció que "con este presupuesto vamos a profundizar el sufrimiento de los argentinos". "Estamos yendo por el peor camino. Van a dejar un país infinitamente peor al que recibieron", aseguró la senadora.

CUENTAS PENDIENTES: Carlos Menem y sus dos cómplices, Domingo Cavallo (Economía) y Armando Caro Figueroa (Trabajo), fueron los primeros culpables. La ley de flexibilidad laboral para Pyme (24.467), se sancionó en 1995 y sus objetivos fueron tres: habilitar el pago en cuotas del aguinaldo, flexibilizar las vacaciones y reducir el costo de las indemnizaciones. La norma murió por ausencia de uso, porque nunca se aplicó.
Cuando a Dante Sica, Mauricio Macri le encomendó negociar por rubro la reforma modelo 2019, copió y pegó aquel sueño del segundo desembarco neoliberal en la Argentina. Solo le sumó el “banco de horas”, una sutileza idiomática para bautizar el plan destinado a estirar hasta 12 horas la jornada laboral y regularizar el trabajo a domicilio.
El ministro de Producción eligió a los empresarios y sindicalistas textiles, los más amenazados por la apertura indiscriminada de importaciones, soñando que la desesperación los llevaría a firmar cualquier cosa. Pero productores y trabajadores, se negaron.
En 2015 existían más de 115 mil puestos de trabajo formales en la industria textil y 3 años después solo quedan 98 mil. La caída interanual de la producción fue del 32,2% y acumuló en los primeros 11 meses del año pasado una contracción del 13,6%.
Pocos días después, el oficialismo fue por la revancha y esta vez los que se negaron fueron los metalúrgicos.
Fruto de estas derrotas, el Plan B de Sica fue armar una comisión de notables. Entre los que conformarían el seleccionado de lo mejor de cada casa, aparece Julio Simón, abogado del Sindicato de Gastronómicos de Luis Barrionuevo…

Prohibido olvidar. Cada medida económica es política y toda decisión política es económica. Importaciones, devaluación, retenciones 0, muerte del salario o tarifazos, son fruto de la acción de gobierno. No representan la consecuencia de problemas climáticos, ni son tormentas, terremotos o cualquier otro fenómeno que la naturaleza fabrica sin nuestra autorización.
En sentido inverso, pero de la mano de la misma lógica, por supuesto que industria nacional, defensa del peso, impuestos a las millonarias ganancias del país extractivista, paritarias fuertes y subsidios energéticos, también son fruto de la osadía, valentía, audacia, valor y arrojo, de un proyecto nacional y popular enfrentando al poder real.
Segundo dato. Teniendo en cuenta que por cada dólar de deuda externa, los centros financieros de poder imponen una orden, los préstamos no solo hipotecan a futuras generaciones, sino que también establecen la crueldad de los ajustes que terminarán en el presente, con la calidad de vida de millones de seres humanos.
La relación de Macri con el Fondo está en modo De la Rúa, desde junio de 2018. Un país sin economía real, incapaz de generar recursos genuinos, solo recibe ayuda para no entrar en cesación de pagos. Prepara la llegada de las multinacionales, bajo características de producción del sudeste asiático.
Y como cada medida económica es política, el Fondo viene por la revancha casi dos décadas después. No pudo en tiempos de la Banelco y ahora regresa por lo que el neoliberalismo local le promete por segunda vez: la reforma laboral.
El objetivo es, fue y será, terminar con cada una de las leyes que comenzaron a multiplicar derechos desde principios del siglo XX y despedazar las reglas de juego que llegaron para quedarse, cuando el primer peronismo puso el pie en el acelerador.
Ante los supuestos derechos adquiridos, sobre bienes y seres humanos que el capital creía poseer, a partir del ’43 la Argentina vivió un clima revolucionario que se apagó con fiereza (bombardeo, fusilamientos, cárcel, exilio y desapariciones) y que luego se encendió de a ratos (sustitución de importaciones, demanda comercial, crecimiento industrial, ocupación, nacionalización del Banco Central, estatizaciones y fundamentalmente, restructuración de la deuda vieja y congelamiento de préstamos nuevos).

Pasado. El escándalo de las coimas para sacar del Senado sin heridas, la flexibilización laboral, fue una imposición del Blindaje que desde mediados de 2000 negoció el ministro de Economía, José Luis Machinea. Casi 40 mil millones de dólares, que le permitieron a la Alianza sobrevivir al pago de intereses, cerca de un año. El proyecto de ley que había tomado estado parlamentario en enero, logró media sanción del Senado en abril y fue aprobado en Diputados en mayo, reclamaba tres puntos para los súbditos del Fondo: extensión del período de prueba (de 1 a 6 meses, con opción de renovación), eliminación por dos años de los convenios de ultraactividad anteriores a 1975 y habilitación de convenios por empresa, en lugar de por rama o actividad.
Pero en octubre de 2000 renunció Chacho Alvarez y a partir de ese momento, la reforma y el gobierno, ingresaron en terapia intensiva. Llegaron la denuncia de Hugo Moyano y la declaración del arrepentido Mario Pontacuarto, para saber que a la Banelco del ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, la cargaba la SIDE. La Justicia no encontró culpas ni culpables, en la compra de votos opositores (la causa se cerró en 2012) y el kircherismo derogó la ley en marzo de 2004.

Presente. Intentaron una nueva discusión en el Congreso a fines de 2017, después de la reforma previsional. La movilización enfrentó la estafa a los jubilados y generó dos represiones que ordenaron una nueva lectura de los tiempos políticos. El oficialismo guardó la reforma, esperando el momento oportuno.
El stand by 2018, cumplió el mismo rol que el Blindaje de Machinea. La cifra supera en casi 20 mil millones de dólares aquel acuerdo y se transformó en el más importante de la historia del Fondo.
El universo de derechos que el kirchnerismo construyó para la clase pasiva, fue herido de muerte por tres medidas claves del macrismo: el fin de las moratorias, la reparación histórica y el cambio del cálculo de aumento.
A las moratorias se la reemplazó por la “Pensión universal”, un formato destinado a que el jubilado nuevo sin aportes completos, gane el 80% de la mínina. Por lo tanto, con un título rimbombante el neoliberalismo le robó el 20%, a trabajadores que pasaron gran parte de su vida laboral en “negro”.
La reparación fue la excusa noble para estafar a los jubilados, de la mano de una hipocresía política pocas veces vista en la nueva democracia. La norma fue utilizada para el blanqueo de capitales (solo declaración, no repatriación) y cuando la norma votada no incluía a familiares directos, fue reformada por decreto presidencial para que pudieran ingresar los casi 70 millones de dólares de Gianfranco Macri.
Y finalmente, la reforma previsional. Cayó un cálculo que siempre goleó a la inflación, para perder poder adquisitivo. El 21 de febrero de 2019, la orden del Fondo Monetario fue flexibilización laboral por decreto de necesidad y urgencia. Paralelamente, Cambiemos apuró la reforma por etapas, a través de un esquema que el Ministerio de Producción bautizó “Leyes Para la Transformación Productiva”.
El Gobierno propuso una condonación de deudas por incumplimiento de la normativa laboral (blanqueo), la reducción de las indemnizaciones por despido (que fueran afrontadas por un fondo con aportes de los obreros) y la eliminación de las multas que castigan el empleo no registrado.
Medidas que ya fueron rechazadas en varias ocasiones por el conjunto de los sindicatos y por el arco opositor. Finalmente el FMI desaceleró 2019 y está dispuesto a esperar hasta 2020, para que las discusiones electorales no se coman la reforma y si la derecha renueva, volverá a la carga. Liberó un nuevo desembolso de 11 mil millones de dólares y se sentó a rezar.

Futuro. Salvo el Gobierno, ninguno de los actores del mundo industrial entiende que la solución al problema argentino, es bajar sueldos. Nadie concibe que el trabajador sea el problema. Sueldos fuertes activan el círculo virtuoso de la economía.
Bajar el costo argentino, tampoco es el único enemigo a vencer. Importaciones y economía doméstica dolarizada a través de tarifazos e inflación, son los enemigos de la industria, que Cambiemos mandó a la cancha por tercera vez en los últimos 43 años...

+ Noticias

Mar del Plata, 4 y 5 de noviembre de 2005
AL CARAJO: UN GRITO CONTINENTAL
Por Gustavo Campana

AL CARAJO: En 2005 aún estaba vivo, un debate parido en la campaña 2003. Discusiones que sembraban todo tipo de dudas, acerca del encuentro del 4 de noviembre en Mar del Plata...

Lectura recomendada
A CONFESION DE PARTE
Por Página 12

"La usamos para pagar a los bancos comerciales que se querían ir porque tenían miedo de que volviera el kirchnerismo", aseguró. Macri reconoció que el dinero del FMI financió la fuga.

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 7/11/2021
ALBERTO FERNANDEZ, visitó José C. Paz Junto a Victoria Tolosa Paz y Mario Ishii. El presidente Alberto Fernández visitó hoy el partido bonaerense de...

A 40 años
INVESTIGACION SOBRE PAPEL PRENSA
Por Tiempo Argentino

El informe fue realizado por los periodistas Juan Alonso y Cynthia Ottaviano. En junio de 2010, apenas un mes después de salir a la calle por primera vez, Tiempo publicó la investigación especial sobre Papel...

Lectura recomendada
NUEVE AÑOS SIN LEONARDO
Por Radio Nacional

Actor, guionista, director cinematográfico, compositor y cantante, dueño de un estilo muy personal, fue uno de los precursores de la balada romántica latinoamericana en las décadas de 1960 y 1970...

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 4/11/2021
CRISTINA FERNANDEZ, parte médico "Se encuentra en un buen estado de salud" La vicepresidenta fue operada esta mañana de una histerectomía en el...

Charlas, cine, teatro, humor y música
LA CULTURA SE MILITA
Gustavo Campana
ESPIONAJE: ESPECIALIDAD DE LA FAMILIA MACRI
Por LRA 29 SAN LUIS

Dialogamos con Gustavo Campana, periodista, escritor y Subdirector de Radio Nacional, sobre el panorama político actual. “No debemos olvidarnos que Mauricio Macri asumió la presidencia procesado”

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 2/11/2021
ALBERTO FERNANDEZ, COP26 Propuesta de "canje de deuda por acción climática" El presidente Alberto Fernández expuso hoy, al hablar ante la Sesión...

Homenaje a Néstor
PRESENTACION DE "NO LES TENGO MIEDO"
Por Redacción VPL

Desarrollado por Sandra Alfonso