MEMORIA RADIO, la voz del Ecunhi.
En el pasado están guardados todos los secretos del presente y el futuro.
Argentina 16 de Octubre

17 de octubre de 1945 (Segunda parte)

EL PUEBLO EN LA PLAZA PARIENDO DERECHOS

Por Gustavo Campana

“El resultado final de aquella partida, que terminó cerca de la medianoche de un 17 muy largo con “patas en la fuente”, instaló el sueño de una patria nueva en el balcón de la Rosada”.

DECADA INFAME, REINO DE LA OLIGARQUIA: A principios de la década del ’70, Perón conducía a distancia, hablando de la necesidad de dos procesos de liberación: “Los grandes enemigos de la patria, son los grandes enemigos del pueblo; porque la patria son los argentinos, no las vacas, ni las casas, ni los campos. Las revoluciones asumen la lucha contra las oligarquías y los imperialismos dominantes. El enemigo del pueblo argentino es la oligarquía, que lo ha sometido como si fuera un imperialismo foráneo, a quien ha sido su sostén por muchos años. Hasta que el pueblo, abrió los ojos. En las épocas normales de los países y las comunidades, suelen decidir las elites; pero en las épocas anormales, deciden los pueblos”.

La “Década infame”, la que después de Uriburu tuvo su etapa de esplendor en los seis años de Agustín Pedro Justo y finalmente su ocaso, en el tiempo que lideraron Roberto Marcelino Ortiz y luego Ramón Antonio Castillo; se basó en dos pilares fundamentales: elecciones fraudulentas y declararse joya de la corona británica.

El “fraude patriótico” permitió que el boliche, siempre fuera “atendido por sus dueños”. Cuentan que un militar argentino, viajó a Estados Unidos en la previa de las elecciones que consagraron a Ortiz, para estudiar un moderno sistema de recuento de votos. Cuando le mostraron el flamante método para determinar el ganador solo en 24 horas, el militar dijo: “Ustedes conocen al presidente un día después de las elecciones…, nosotros un mes antes”. “Estaba en el Gobierno el Dr. Castillo y se hablaba de elecciones un poco amañadas. Sonaba como candidato de reemplazo, el Dr. Robustiano Patrón Costas” (Perón).

En lo económico, la alianza con Inglaterra permitió que el puñado de familias que manejaba a la Argentina agroexportadora, engordara sin límites la riqueza que comenzaron a amasar a fines del siglo XIX.

“El temor de los ganaderos, a que Inglaterra deje de comprar carnes, hace que el vicepresidente Roca viaje a Londres donde firma el acuerdo Roca-Runciman; por el cual el 85% de la cuota de exportación de carne argentina, será comercializada por el gobierno inglés, a la vez que se entrega el control de la exportación a los frigoríficos británicos y norteamericanos. Lisandro De la Torre, denuncia enérgicamente la maniobra.
El pacto impone además la revisión de las tarifas aduaneras, se otorga libre ingreso del carbón inglés, mantenimiento de las tarifas ferroviarias, la obligación de invertir las divisas obtenidas en productos ingleses y el otorgamiento de grandes franquicias a las empresas británicas de servicios públicos, radicadas en Argentina. En 1935 se crea el Banco Central, cuyo directorio se encuentra bajo control inglés. Como producto de las necesidades populares surge el transporte colectivo, pero el presidente Justo aprueba la ley de Coordinación de Transportes, colocando esta actividad, también en manos británicas”
(“DNI, La otra historia”, película de Luis Brunati).

“En julio de 1935, estalló un escándalo en el Senado. Lisandro De la Torre, senador demócrata progresista por Santa Fe, conducía la investigación sobre las increíbles ventajas otorgadas a los frigoríficos extranjeros (Anglo, Armour y Swift) y las simétricas desventajas que debían sufrir los argentinos. El 23 de julio, mientras Lisandro increpaba violentamente a dos ministros de Justo (Federico Pinedo, Economía y Luis Duhau, Hacienda), un matón al que curiosamente habían dejado ingresar armado en el recinto, atacó a tiros al senador santafesino. De la Torre sufrió heridas leves, pero su compañero de bancada, Enzo Bordabehere, que se había interpuesto entre él y el asesino, resultó muerto” (“La República Perdida”, película de Miguel Pérez).

“Para darle una cuota asegurada a la ganadería argentina, de carne comprada por los frigoríficos ingleses, Argentina se obligaba a subordinar todo el transporte, despojando a los colectiveros y a los camioneros, porque eran competencia del transporte británico. Crearon las juntas reguladoras para disminuir la producción de azúcar y de vino. El ‘Estatuto legal del coloniaje’, fue todo un mecanismo de destinado a impedir el progreso y el trabajo del país” (Arturo Jauretche).

Mientras en la Argentina mandaban los militares serviles a Londres, junto con el conservadorismo y los radicales anti-yrigoyenistas, otro sector del Ejército comenzó a planificar el futuro. A fines de la década del ’30, los oficiales defensores de lo nacional, enviaron a Perón a Europa. En la previa de la Segunda Guerra Mundial, el coronel comenzó a elaborar un diagnóstico del posible rol de nuestro país, en el planeta que quedaría después del conflicto.

“Todo esto comenzó en el año 1938. Yo había estado hasta el ’37, en Chile como agregado militar. Regresé al país y fui destinado a la Divisón Operaciones, del Estado Mayor del Ejército. Y un día me llamaron del Ministerio de Guerra, conducido por el General Carlos Domingo Márquez, uno de los oficiales más distinguidos, que ha tenido nuestro Ejército; un hombre de una gran cultura, muy serio y honesto. Lo conocía mucho, porque fue oficial en el Colegio Militar, cuando yo era cadete.
Me dieron una misión de estudio en Europa, con el objeto de analizar a las tropas de montaña y traer los elementos que puedan servir para el perfeccionamiento de nuestras fuerzas. Pero colateralmente con esto, el General Márquez, me dijo: ‘Estamos en las puertas de la Segunda Guerra Mundial y usted ha sido profesor de Estrategia en la Escuela Superior de Guerra, por lo tanto me va a informar personalmente a mí, sobre el drama sangriento que se avecina’. Pensando en sacar el mayor provecho cultural de mi primer viaje a Europa y participé de cursos de Economía Política. Pero todavía en el ’38 estaban con Adam Smith y algunas otras cosas pasadas de moda. Entonces empecé a hacer viajes. Recorrí Alemania, Francia e Italia y visité el sur de Rusia y eso me permitió ver aspectos que para mi eran totalmente desconocidos, especialmente en lo social, que mostraban una evolución acelerada, con toda la influencia de la Revolución Rusa”
(Perón).
El regreso mostró a otro coronel… “Cuando llegué al país, naturalmente era un observador adelantado y con esa información di algunas conferencias para oficiales. Después de las charlas creían haber escuchado a un comunista o a un socialista, pero en realidad yo había recogido en Europa una evolución social muy rápida que se produjo en el período de preguerra, que al estallar el conflicto quedó detenida” (Perón).

PATRON COSTAS, NUEVO CANDIDATO DEL FRAUDE: 1942. Ortiz renunció el 27 de junio y murió el 17 de julio (radical antipersonalista, que fue ministro de Obras Públicas de Alvear), lo sucedió Castillo (conservador del Partido Demócrata Nacional) y el hombre que los padres del fraude, habían imaginado para terminar de anudar el poder inglés en la Argentina, era Robustiano Patrón Costas. Empresario azucarero salteño que en el ’42, había lanzado su candidatura por la Concordancia (Partido Demócrata Nacional, la Unión Cívica Radical Antipersonalista y el Partido Socialista Independiente).
Un sector del Ejército (Grupo de Oficiales Unidos) salió al cruce del fraude y planificó el golpe. Pensaron en Perón, como ideólogo de los cambios sociales que el mismo coronel proponía y dejaron en sus manos la redacción de la proclama revolucionaria: “Se han defraudado las esperanzas de los argentinos, adoptando como sistema la venalidad, el fraude, el peculado y la corrupción”.
Tres generales. Asumió Arturo Rawson, pero del 4 al 7 de junio de 1943 intentó sin suerte formar gabinete. El GOU cuestionaba a los dos ministros conservadores: José María Rosa (Hacienda) y Horacio Calderón (Justicia e Instrucción Pública).
Rawson no juró y abandonó la revolución.
Lo reemplazó Pedro Pablo Ramírez (7 de junio de 1943-9 de marzo de 1944). En esos 10 meses los militares crearon la Cámara de Alquileres, que dispuso una baja de la renta del 5 al 20%; constituyeron un Fondo de Crédito Industrial (a partir de abril del ’44, Banco de Crédito Industrial); fundaron Industrias Químicas Nacionales e impulsaron una investigación sobre la CHADOPYF, empresa de capitales argentinos y españoles que manejaba el servicio de subtes en Capital, por un desfalco de 51 millones de pesos en perjuicio de los accionistas.
El tiempo de Ramírez terminó, cuando la mayoría del GOU decidió declarar la guerra al Eje y el General no pudo imponer la continuidad de la neutralidad.
Finalmente juró Edelmiro Julián Farrell (9 de marzo de 1944-4 de junio de 1946).

“Recuerdo que cuando me despedí de la Secretaría de Trabajo y Previsión, el 10 de octubre de 1945, dije que no se vence con violencia, se vence con inteligencia y organización. -Perón en la CGT, diciembre de 1973-. Las conquistas alcanzadas serán inamovibles y seguirán su curso. Necesitamos seguir estructurando nuestras organizaciones y hacerlas tan poderosas, que en el futuro sean invencibles. El futuro será nuestro”.

Una vez en el poder, el estratégico rol de Perón en la Secretaría de Trabajo y Previsión, comenzó a dividir las aguas en la interna del golpe. Por entonces, la oposición que se sentía muy cómoda con el “fraude patriótico” y pedía elecciones con el padrón viejo, terminaron unidos frente a Perón. Un grupo que abarcaba desde el comunismo, hasta el capitalismo extremo representado por la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires; se mostró como la continuidad de los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Para terminar de armar el espejo de lo que sucedía en la Europa de los ‘40, los hombres del GOU representaban el Eje. El bien contra el mal. La Libertad versus la tiranía.

“Vamos a asistir al acto solemne, de la creación de la Unión Democrática. Habla en la asamblea el representante del Partido Comunista, Don Rodolfo Ghioldi: ‘El pueblo votará la fórmula que surja de la Unión Democrática. Primero, porque ella significará la normalización constitucional y la pacificación democrática de los argentinos y segundo, porque será una garantía para el progreso de la Nación y el bienestar del pueblo. Votando por esta fórmula, el pueblo derrotará el eje nazi-fascista en la República Argentina’. El Dr. Díaz Arana: ‘El Partido Demócrata Progresista viene sosteniendo desde hace mucho tiempo atrás, la necesidad de unir las fuerzas democráticas para recuperar mediante la acción común, la normalidad constitucional y la plenitud del régimen democrático avasallado por la dictadura” (“Sucesos Argentinos”, 1945).

En mayo del ’45, Spruille Branden, flamante embajador estadounidense en Buenos Aires en reemplazo de Norman Armour, debutó operando ante el Departamento de Estado norteamericano, para bloquear un envío de armamento al Ejército argentino.
Un año antes el secretario de Estado, Cordell Hull, puso en marcha este manual de estilo, cuando pidió sanciones económicas contra “el gobierno fascista de Farrell”.
A dos meses de su arribo a la Argentina, Braden reunió a miles de personas en Plaza San Martín. “Ningún gobierno dictatorial ha sido jamás repudiado como el argentino. El hombre rico y el pobre, el gaucho y el terrateniente, el obrero y el profesor universitario se encuentran contra los coroneles y desfilan por las calles de Buenos Aires bajo la amenaza de fuego de las ametralladoras”, firmado el “New York Times”.
El 21 de julio el embajador disertó en la Universidad del Litoral de Santa Fe y a su regreso, miles de personas lo esperaban en Retiro; entre ellos María Paz Anchorena, Alberto Giménez Zapiola, José Cantilo, Otto y Federico Bemberg y Adolfo Bioy Casares.
El “New York Times” volvió a la carga el 24: “Los argentinos ovacionaron a Braden. Una multitud de prominentes ciudadanos, brindó espontáneo homenaje”. Al día siguiente el diario sentenció, que “cualquier expresión de anhelos de retorno a la democracia resulta peligrosa para quien la emita, porque es llevado rápidamente a campos de concentración”.

“Braden se movía como en su casa. Hacía discursos, participaba de actos de la Unión Democrática. Nosotros aprovechamos esa situación y cuando me proclamaron candidato, dije que ‘el pueblo tendrá que elegir: Braden o Perón’. Ese fue un slogan que se expandió enseguida por toda la república. Indudablemente fue un gran acierto y quizás tendría que levantarle un monumento, porque Braden fue el que más nos ayudó para ganar las elecciones, con su conducta, con su intervención abierta y descarada dentro del panorama político argentino” (Perón).

La Comisión de Unidad Sindical de la CGT, movilizó el 12 de julio a más de 300 mil trabajadores, hasta Trabajo y Previsión en apoyo a la profundización de las leyes laborales. Perón salió al balcón de la calle Perú y volvió a sellar su relación con el movimiento obrero: “Cuando iniciamos esta cruzada redentora sabíamos muy bien, que íbamos a tener enfrente enemigos muy poderosos, pero no dimos nunca, ni daremos jamás, un paso atrás en la lucha empeñada. Sabemos que tenemos razón u cuando un hombre avanza montado sobre la razón, no necesita espuelas”.

El Comité Gremial Americano realizó un acto el 20 de julio en el viejo teatro Casino, del centro porteño (Maipú 326), denunciando los 300 trabajadores muertos en las minas Braden-Cooper de Chile.

El 29 de julio, miles de trabajadores enrolados en 21 gremios de la CGT se manifestaron en Plaza San Martín, para bancar la política exterior del Gobierno. Desde los balcones de la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, primero habló Farrell y después Perón: “Desde el día en que por primera vez tuve el honor de ponerme en contacto con los trabajadores coincidimos en la necesidad de estar siempre unidos, para oponer a los caprichos o las ambiciones personales, la unidad de 14 millones de argentinos decididos a morir para salvar lo único grande que tienen los hombres sobre la tierra: la patria”.

La gestión de Braden que había comenzado el 21 de mayo, terminó en septiembre de 1945; pero en realidad su trabajo culminó el 12 de febrero del ’46, cuando el Departamento de Estado norteamericano, editó el “Libro Azul” que le dictó al oído el ex embajador. Esas páginas se encargaron de consolidar el relato de Perón como agente germano. La respuesta del Coronel fue el “Libro Azul y Blanco”, denunciando el intento de Estados Unidos de “salvar a la oligarquía argentina, amenazada por las primeras elecciones libres realizadas en la República desde 1928”.

Braden regresó a Washington para asumir como titular de Asuntos Latinoamericanos y al bajar del avión declaró: “Espero que el pueblo americano entienda, que los argentinos son genuinamente democráticos y sinceros amigos nuestros”.

El 18 junio de 1945, 319 entidades de la industria y el comercio, firmaron un documento que pedía control social a través de la represión estatal: “Desde 1919, el país ha vivido dentro de una casi perfecta tranquilidad social”. Como acto reflejo el archivo recuerda que enero del ‘19, fue escenario de una las matanzas obreras más terribles que vivió el país: “La semana trágica”. El capital quería volver a los crímenes aleccionadores que dejó aquella masacre, luego de la huelga de los trabajadores de la metalúrgica Vasena, en reclamo de una jornada de trabajo de 8 horas: 700 muertos y 4 mil heridos, ejecutados por el Ejército, la policía y los grupos paramilitares de Manuel Carlés, enrolados en la Liga Patriótica Argentina.

Respuesta urgente de Perón: “Dice el manifiesto patronal que la Secretaría de Trabajo, ni estudia ni resuelve a fondo los problemas laborales y que imponemos soluciones circunstanciales, sin análisis. No hace falta mucho estudio para saber que salarios de 3,50 o 4 pesos para hombres, de 3 o 2 para mujeres y de 1,50 u 80 centavos para menores, son una verdadera vergüenza en la Capital Federal”.

La gran preocupación del establishment porteño, pasaba por dos proyectos que la CGT había dejado en el despacho del secretario de Trabajo y Previsión: salario mínimo, vital y móvil y participación en las ganancias.

En agosto de 1945, la Rural abrió sus puertas para una nueva exposición. Terminado el desfile inaugural, 500 jóvenes coparon la parada cantando: “Los caballos al cuartel / Me refiero al coronel / y las mulas al corral / me refiero al general / con perdón del animal”.

A mediados del mismo mes, la FUBA emitió un documento en el que decía que solo el triunfo de la Unión Democrática podía impedir que la Nación, “se hunda en el caos y la guerra civil”. La Unión Obrera, conformada por sindicatos comunistas y socialistas, llamaron al “triunfo de la democracia, frente a los fascistas mazorqueros”.

“Lo de demagogo, es una acusación común en todos los que no pueden triunfar en la política. Y si volvemos a los griegos, en el fondo tienen razón: ‘el que hace el buen quehacer político, es un demagogo’. Empleada esa palabra peyorativamente, fuera de su verdadero valor, esa palabra es aplicada a todos los que reciben los favores del pueblo: ‘el que promete y no realiza’. Nosotros nunca prometimos, lo que no realizamos” (Perón).

Perón sabía que la convocatoria a elecciones, congelaría el avance destituyente de la oposición, que por entonces soñaba con la Corte Suprema conduciendo transitoriamente el Ejecutivo, hasta el regreso del fraude. Pero en el seno del gobierno militar dudaban del triunfo en las urnas, de un candidato oficialista.

En mayo se conoció el Estatuto de los partidos políticos, Farrell prometió comicios para fin de año (se llevaron a cabo el 24 de febrero de 1946) y el 6 de agosto de 1945, se levantó el estado de sitio.

“Cuando yo anuncié mi intención de ser candidato, los oficiales me plantearon que el Ejército no se podía jugar en una elección, que podíamos perder la suerte de todo el trabajo realizado en dos años. Pensaban que yo tenía que reemplazar a Farrell y continuar la revolución. No estuve de acuerdo. Nosotros le habíamos dicho al pueblo argentino, que queríamos hacer y nuestra idea se compartía en gran medida. La Unión Democrática expuso lo que deseaban ellos. Dije que ‘lo mejor es que el pueblo decida, por lo tanto hay que llamar a elecciones. Si nos eligen, tendremos mandato explícito y nadie podrá detener la revolución’. Un gobierno dictatorial, no tendría la fuerza necesaria para tener el gobierno y detrás el poder, porque el poder solamente lo da el pueblo” (Perón).

+ Noticias

17 de octubre de 1945 (Primera parte)
EL PUEBLO EN LA PLAZA PARIENDO DERECHOS
Por Gustavo Campana

“El resultado final de aquella partida, que terminó cerca de la medianoche de un 17 muy largo con “patas en la fuente”, instaló el sueño de una patria nueva en el balcón de la Rosada”.

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 15/10/2021
TRISTAN BAUER, ministro de Cultura Sostuvo que el plan “Más Cultura Joven” reactivará al sector El ministro de Cultura, Tristán Bauer, remarcó la...

Charlas, cine, teatro, humor y música
LA CULTURA SE MILITA
24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 13/10/2021
FERNANDA RAVERTA, directora ejecutiva de ANSES Cada medida “es un derecho”, no “un regalo” La directora ejecutiva de ANSES se refirió a los últimos...

Carlos Raimundi y la deuda externa
"UNA TRAMPA HISTORICA"
Por Carlos Raimundi

El endeudamiento es mucho más que la política de un gobierno antipopular. Es una trampa histórica que revela la verdadera dimensión del poder real. Cuando gobierna la oligarquía, modifica las políticas del...

Evolución en septiembre 2021
MONITOR DE PRECIOS DE CARNES
Por CEPA

Considerando la relevancia que cobra la variación de los precios de los alimentos al interior de la canasta de consumo, este informe tiene el propósito de analizar la evolución de determinados precios...

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 11/10/2021
ALBERTO FERNANDEZ criticó a la oposición. Por proponer siempre las mismas recetas. Al encabezar un acto del Frente de Todos en Tucumán, en el...

A quienes los conocieron
A QUIENES LEVANTAN SUS BANDERAS
Por Casa de la Memoria Nono Lisazo

La Casa de la Memoria y Resistencia Jorge Nono Lizaso cumple un nuevo año y lo conmemora rindiendo homenaje a sus militantes Detenidos Desaparecidos.

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 10/10/2021
CRISTINA FERNANDEZ, en las redes sociales. Cruzó a la oposición por cuestionar los viajes de egresados gratis. La vicepresidenta de la Nación, Cristina...

Carlos Raimundi
DEUDA EXTERNA: SISTEMA DE SAQUEO
Por Carlos Raimundi

El endeudamiento no es un capítulo de nuestra economía sino un sistema de saqueo convertido en círculo vicioso desde hace siglos: presionar para devaluar y así debilitar nuestra moneda, y luego...

Inexistencia de delito
LO SABIAMOS TODOS, ELLOS Y NOSOTROS
Por Radio Nacional

En un fallo unánime, el Tribunal Oral Federal 8 hizo extensiva la resolución a los demás acusados, incluyendo al fallecido excanciller Héctor Timerman.

"Culpables" (2019)
LA MUERTE DE HECTOR TIMERMAN
Por Gustavo Campana

Héctor Timerman: La batalla desigual contra el cáncer de hígado, le quitó la vida, el 30 de diciembre de 2018. La persecución de Comodoro Py, Cambiemos, AMIA y DAIA, pretendió sin suerte dejarlo sin honor.

24 horas a través de 50 emisoras
DIARIO DE RADIO NACIONAL
Por Radio Nacional

Títulos de tapa del 8/10/2021
AXEL KICILLOF, gobernador bonaerense. Anunció viajes de egresados gratis para 220 mil jóvenes. El gobernador anunció un programa para que los...

Desarrollado por Sandra Alfonso